miércoles, 10 de febrero de 2010

'Up', Bob Peterson y Pete Docter

En cine hay géneros y géneros. Y la animación es cada mejor y pocas veces, muy pocas, decepciona. El caso de Up es un ejemplo de ello: calidad y contenido que enternece a los adultos y entretiene a los más pequeños a la vez que les anima a reflexionar.

El argumento: un anciano al que están a punto de internar en una residencia decide escapar con su casa a cuestas con la intención de llegar a las cataratas Paraíso, antiguo sueño de infancia. Lo mágico empieza cuando la casa toma altura gracias a que ha atado a ella cientos de globos. Pero al poco de echar a volar, se da cuenta de que no viaja solo.

Vuelvo al principio de esta reseña y matizo: el cine de animación amplía cada vez más su público objetivo y también cada vez son más los adultos que se dejan seducir por estas películas. La primera parte de Up es tan dramática que incluso los más fuertes sentirán que les toca la fibra sensible. El resto del film es una agradable y divertida historia de aventuras. Aunque no domino demasiado el cine de animación, algo me hace pensar que los guiones deben ser especialmente difíciles de hacer, por aquello de tener que convencer a espectadores tan diversos. En este caso, Bob Peterson y Pete Docter (guionistas y directores) lo han hecho realmente bien.

Up ha sido nominada a cinco Oscar (Mejor Película, Mejor Película de Animación, Mejor Guión Original, Mejor Banda Sonora y Mejor Edición de Sonido). A ver cuántas estatuillas se lleva.

No hay comentarios: