martes, 9 de febrero de 2010

'Messengers 2', Martin Barnewitz

Un espantapájaros que cuida de la cosecha hasta tal punto, que es incluso capaz de matar a quien se interponga en la producción agrícola. Éste es el argumento, ni más ni menos. A partir de aquí, la familia propietaria de los terrenos empieza a ver cómo su economía mejora pero su estabilidad se va al traste.

Este tipo de producciones que se crean para la rentabilidad de su alquiler en videoclubs y poco más normalmente tienden a ser decepcionantes. Es la típica película que la alquilas un viernes, te compras palomitas, la ves, al día siguiente la devuelves y, cuando te pregunta el dependiente si te ha gustado, le sueltas un rotundo NO a la vez que entrevés una sonrisilla en plan "ya lo sabía, no eres el único que me lo ha dicho".

Aunque técnicamente Messengers 2 entra dentro del género de terror, la verdad es que no hay ninguna escena que te quite el hipo, quizá debido a que la historia en sí es bastante floja. Lo peor de la película es, seguramente, el desenlace, con unos minutos finales típicos de un film de bajísimo presupuesto y, claro está, de bajísima calidad. Ver y olvidar.

No hay comentarios: