lunes, 8 de febrero de 2010

'A la fuga', Enda McCallion

Siempre que entro a valorar una película, evito decir directamente si es mala o buena, porque eso depende demasiado de los gustos de cada uno. Por tanto, lejos de ser categórico, me limito a justificar mis opiniones. Sin embargo, de vez en cuando uno ve películas con las que es difícil no decir, sin tapujos, que realmente es mala, muy mala.

Es el caso de A la fuga, algo así como un intento de película de terror pero que no pasa de lo ridículo. El argumento empieza por no ser original: una chica que regresa a casa algo pasada de copas atropella a un hombre. Cuando cree que lo ha matado, éste empieza a perpretar su venganza más sanguinaria.

La idea es muy parecida a Stuck, sólo que A la fuga no tiene misterio, ni terror ni un ápice de interés. Todo es tan delirante, tan absurdo y tan inverosímil, que el mayor éxito que puede tener esta película es que el espectador se arme de paciencia y llegue al final. Realmente una pérdida de tiempo.

No hay comentarios: