jueves, 19 de noviembre de 2009

'Julie y Julia', Nora Ephron

La última película en cartelera con Meryl Streep en el reparto es Julie y Julia (2009), de Nora Ephron. Basada en hechos reales, la película cuenta la historia de Julie Powell (Amy Adams), una joven que abre un blog para explicar su experiencia a la hora de cocinar las recetas del libro de gastronomía francesa de Julia Child (Streep). Se establece así una doble narración paralela: por un lado la gestación de ese libro en los años 50 y, por otro, la aventura bloguera de Powell en 2002. En este enlace, podéis visitar el blog: http://blogs.salon.com/0001399

Echando un vistazo a las críticas, veo que han sido bastante demoledoras: larga, superficial, basada en un ideario rancio, carente de calidad... Tras ver la película, sí he notado que los sentimientos de los personajes femeninos son bastante superficiales y, en consecuencia, poco creíbles. También es cierto que 120 minutos para una historia como ésta, donde el relato es completamente lineal, es excesivo: 90 hubiesen sido suficientes. Sin embargo, Julie y Julia guarda una particular esencia que provoca una agradable calidez, quizá sea porque la cocina tiene gancho o porque pocas películas se hunden del todo si Meryl Streep lleva el timón del barco.

Julie y Julia no es una película que guarde ninguna complejidad, se trata de un guión sencillo y lleno de tópicos con una pareja de actrices que mantienen el listón alto en todo momento. Tanto es así que la estructura me recuerda demasiado a El diablo viste de Prada: en ambas películas el papel de mujer de referencia (cocinera en una y periodista en otra) es interpretado por Meryl Streep; Stanley Tucci es pareja artística de Streep en los dos filmes (en uno hace de su marido y en el otro es compañero de trabajo); en ambos, la chica que aspira a algo es más bien sencilla e ingenua y debido a su compromiso con su ambición, es capaz de poner en riesgo su relación idílica con su novio. Y, claro, si la fórmula funciona, por qué no copiarla...

En definitiva, un filme para pasar un rato entretenido y salir del cine sin demasiadas conclusiones.

No hay comentarios: