martes, 5 de mayo de 2009

'Quarantine', John Erick Dowdle

Quarantine (2008) es el remake americano de la película Rec (2007), de Jaume Balagueró y Paco Plaza. El argumento es el mismo: una joven periodista se va a hacer un reportaje sobre el trabajo del cuerpo de bomberos durante la noche. A lo largo de la madrugada reciben una llamada y se marchan a una comunidad de vecinos, donde una anciana parece estar poseída por la rabia. De repente, las autoridades sanitarias precintan el edificio y no dejan salir a nadie. En el interior, un peligroso virus empieza a afectar a los vecinos, que ven como su instinto asesino les hace perder el control de sí mismos.

Debo ser un espectador bastante inocente, porque, para empezar, no entiendo la utilidad de los remakes. Si una historia ya está contada, ¿qué necesidad hay de explicar lo mismo y de la misma forma? Mi inocencia va más allá porque doy por hecho que si la versión original es buena, la copia debe estar a la altura. Pero basta ver el remake para darme cuenta de que no, de que parece que hayan querido rodar un fiasco a propósito.



Desde el primer minuto, todo es un espanto: la interpretación de la reportera, Jennifer Carpenter, es sorprendente. Viéndola da la sensación de que esta mujer ha debido de salir de películas tontas de institutos americanos y cosas así. Me informo y veo dos títulos en su trayectoria que, más o menos, confirman mis sospechas: Espías seductoras (2004) y Dos rubias de pelo en pecho (2004). Se nota que esta actriz es carne de comedias absurdas americanas. Quizá es que Manuela Velasco en Rec puso el listón demasiado alto. Todo ayuda, está claro.

Pero además, el desarrollo de la película no es tan potente como en la película de Balagueró y Plaza. Hay momentos que parecen más de risa que de terror, algo imperdonable en un filme que pretenda ser serio. Además, los efectos son bastante flojos. En general, Quarantine es una mala copia de una buena película. Poco más.

No hay comentarios: