viernes, 26 de diciembre de 2008

'Los ojos del mal', Gregory Dark

Un grupo de chicos de un reformatorio son seleccionados para rehabilitar un viejo hotel abandonado. En ese hotel vive un maníaco obsesionado con los ojos de las personas. Cree que los ojos son el foco del pecado, así que se dedica a arrancarlos. Los chicos irán cayendo uno a uno.

El argumento es así de sencillo. Todo lo demás son los efectos de sonido y de cámara para poner de los nervios al espectador. Los ojos del mal (2006) no es una excelente película, como suele ocurrir con las películas de terror americano de los últimos años. Además, el tema puede ser algo manido: un asesino que de joven era maltratado por su madre, una católica obsesionada con el sexo, y que de adulto se dedica a matar. No obstante, los efectos de sonido y los planos son bastante acertados, por lo que, al menos, asegura cierta sensación de miedo.



Hay momentos en que la película pierde bastante fuerza y cae en tópicos que hacen que la historia sea poco creíble. Pero si tenemos que juzgar la película -dirigida por Gregory Dark- como puro entretenimiento, el resultado no es del todo malo. Podría ser mejor, pero podría ser mucho peor. Un filme que tiene como objetivo asustar al espectador y que aguante el tipo hasta el final. Ni más ni menos.

No hay comentarios: