sábado, 6 de diciembre de 2008

'La Ola', Dennis Gansel

En un instituto de Alemania se organiza una semana de proyectos para explicar a los alumnos los valores de la democracia. Para ello, cada profesor hablará de un sistema de gobierno diferente. Al profesor Reiner Wenger le ha tocado tratar el tema del totalitarismo. Les pregunta a sus alumnos: ¿es posible una dictadura hoy? Los alumnos lo tienen claro: "No".

Al profesor Reiner se le ocurre un método drástico para captar la atención de sus alumnos: formar un grupo unido. El colectivo adopta un nombre (La Ola), un uniforme (tejanos claros y camisa blanca), un saludo y un símbolo. Reiner quiere que capten la idea de fidelidad y unidad, pero La Ola empieza a crecer demasiado rápido. Tanto que empieza a salirse del control del profesor Wenger. Los alumnos se obsesionan con su grupo y empiezan a crear una dictadura a pequeña escala. Cuando la violencia empieza a tomar forma, el profesor Wegner deberá impedir que un simple proyecto de clase se convierta en algo más peligroso.

Estos hechos están basados en una historia real, ocurrida en 1967 en un instituto de California. Ver esta película -dirigida por Dennis Gansel- es un interesante ejercicio de reflexión. Cualquier que oiga la pregunta de si es posible una dictadura en la actualidad en un país desarrollado, diría que no. Pero esta película te hace dudar, realmente hay miembros de la sociedad tan desorientados y necesitados de atención, que pueden llegar a ser capaces de cualquier cosa por formar parte de un colectivo.


Lo que no me ha convencido de esta película es el tiempo narrativo. Todo ocurre en tan sólo una semana. Me parece muy poco tiempo para que se monte una "ola" de estas dimensiones. No obstante, parece que los hechos reales ocurrieron en cinco días, así que poco podríamos criticar. La banda sonora me parece terrible, con una música dura insoportable, pero intuyo que Heiko Maile (encargado de la banda sonora) ha querido demostrar con esta música un determinado comportamiento de los jóvenes del instituto.

El desenlace de la película es brutal, te deja con los ojos abiertos como platos clavados en la pantalla. La fuerza de las imágenes y el contenido argumental de la película dejan un buen sabor de boca. Sin dudas, una película recomendable y necesaria.

No hay comentarios: