lunes, 24 de noviembre de 2008

'Saw V', David Hackl

Tenía muchas ganas de ver la última entrega de Saw, para comprobar si el nuevo director iba a ser capaz de mejorar el estropicio que Darren Lynn Bousman había hecho con las anteriores películas de la saga. Saw IV me pareció un cúmulo de incoherencias más que un filme de terror psicológico serio. Pero un cambio de director siempre es buena señal: Saw V ha sido dirigida por David Hackl.

El resultado de esta última entrega, teniendo en cuenta las anteriores, es que la película no está mal. Que yo haya visto, no se deja tanto margen al azar (ya saben, qué casualidad que la víctima pase por el lugar preciso en el momento justo para encontrar la grabadora con el ya famoso "hola, quiero jugar a un juego"). Los guionistas se han tomado la molestia de intentar arreglar este entuerto con una pequeña frase: "cuando te adelantas al pensamiento humano, no se deja margen al azar". Lo dice Jigsaw (que, en forma de flashback vuelve a aparecer en Saw V).

Saw V no es tan pretenciosa como las anteriores, no riza tanto el rizo, por lo que el resultado no es tan malo. En líneas generales mantiene al espectador en vilo, lo engancha hasta el final. Los amantes de las escenas gore podrán saciar su morbosidad en esta película con torturas y juegos macabros tan sangrientos como en las otras partes.


Saw V es, por lo tanto, una película bastante correcta, deja un buen sabor de boca. No está a la altura de la primera pero, al menos, no deja cabos sueltos para que esperemos un año a ver Saw VI y aclarar nuestras dudas. Hackl deja lugar a la esperanza para recuperar el camino y devolver a Saw la calidad que merece.

No hay comentarios: