sábado, 25 de octubre de 2008

'Fuera de carta', Nacho García Velilla

Maxi (Javier Cámara) es propietario de un próspero restaurante de Chueca, que dedica su vida a conseguir una estrella Michelín. Pero su obsesión se verá perturbada cuando su ex esposa (Cristina Marcos) fallece y le deja a cargo de sus dos hijos, uno de ellos adolescente. Maxi tendrá que encontrar hueco en su agenda para cuidar de sus hijos, seguir adelante con el restaurante y consolar a su desdichada amiga Alex (Lola Dueñas). Y lo peor de todo, tratar de que su hijo acepte su homosexualidad y su relación con su entrenador de fútbol.

A pesar de que el director -Nacho García Velilla- ha abusado de la histeria del personaje de Maxi, en líneas generales Fuera de carta (2008) es una película bastante entretenida. Es una comedia que entra dentro de los cánones del cine de humor español de los últimos años: es decir, filmes que caen simpáticos pero que no arrancan la carcajada.

Solamente la bendita aparición de Chus Lampreave -una joya del cine español- hace que la película destile cierto ingenio, aunque seguramente es más por la forma como Lampreave actúa que por el guión en sí.


Las interpretaciones son bastante correctas, aunque no me encaje el papel de Javier Cámara como histérico, borde e insoportable. Lola Dueñas es buena, Fernando Tejero lo hace bien (espero que algún director apueste por un cambio de personaje para él, que siempre se mueve por los mismos estereotipos) y el resto del reparto cumple.

Fuera de carta tiene un guión normalito, sin demasiado ingenio, pero entretenido que, supongo, era el objetivo de la película: entretenar al público y hacer una recaudación digna. Por lo demás, poco hay que añadir. Bueno sí, que Chus Lampreave -una vez más- es grande, grandísima.

No hay comentarios: