sábado, 4 de octubre de 2008

'El sueño de Casandra', Woody Allen

Con El sueño de Casandra (2007), Woody Allen cerró una trilogía de películas de coproducción británica y americana. Después de Match Point (2005) y Scoop (2006) -las dos con Scarlett Johanson en el reparto-, Woody Allen nos trajo otra película en la línea de las dos anteriores: un asesinato, un/unos culpable/s y una investigación. Si bien, el guión de Match Point era brillante y el de Scoop era respetable -aunque sensiblemente inferior a Match Point-, El sueño de Casandra resulta ser una película bastante floja.

Terry (Colin Farrell) e Ian (Ewan McGregor) son dos hermanos con apuros económicos que ven cómo su situación puede cambiar si le hacen un favor a su milionario tío Howard (Tom Wilkinson): asesinar a uno de sus socio que puede meterlo en la cárcel si revela algunas irregularidades cometidas por él. Aunque Terry e Ian se niegan en un primer momento, acaban aceptando el trato.

No es que la película sea un fiasco, es simplemente que carece del ingenio de Woody Allen y es muy inferior a las dos anteriores. La historia es similar a las otras, pero con un guión claramente inferior. Terry encarna la culpa, la imposibilidad de cometer el asesinato, el remordimiento; Ian es el empuje, la mente clara y calculadora. La película se centra básicamente en esta confrontación de caracteres. Tom Wilkinson -un brillantísimo actor- apenas aparece en la película, señal de que el peso lo llevan durante todo el metraje los actores Colin Farrel y Ewan McGregor.

El sueño de Casandra es una película entretenida, pero bastante floja y, sobre todo, sencilla para haber salido de la mente de Woody Allen. Se nota que se ha esforzado muy poco y se ha conformado con una película llena de tópicos y una trama fácil.

No hay comentarios: