domingo, 14 de septiembre de 2008

'El apartamento', Billy Wilder

He aquí uno de los clásicos del cine: El apartamento (1960). Con Jack Lemmon y Shirley McLaine como protagonistas, la película cuenta la historia de un empleado de una aseguradora que presta su apartamento a sus compañeros para sus escarceos amorosos. Por esa razón, Calvin Clifford Baxter (Lemmon) hace horas extraordinarias en el trabajo hasta que le llegue el momento de volver a su piso, justo cuando el compañero en cuestión lo haya abandonado.

Baxter, un simpatiquísimo y afable galán, se enamora de la chica que conduce los ascensores del edificio donde trabaja, que, casualmente, tiene un romance con el jefe de la empresa. Todo se complicará cuando el jefe se entere de que Baxter presta su apartamento y le pida que él también quiere ocuparlo durante unas horas para llevar a su amante.

Seguramente no todos los clásicos del cine son grandiosas películas. Digo lo de “seguramente” porque no he visto todas los filmes que habría que ver para tener la certeza absoluta. Pero lo que sí puedo afirmar –creo- es que la mayoría reciben la etiqueta de clásico con todo merecimiento. Uno de esos casos es El apartamento, una película con un argumento sencillo pero que ofrece un resultado estupendo.

Jack Lemmon interpreta a un hombre cortés, elegante, trabajador y bueno que es incapaz de decirle que no a un amigo o compañero. Sin embargo, este personaje experimentará un cambio radical hasta el final de la película. Comprenderá, gracias al amor, que no hay que permitir que nadie se imponga por encima de nadie.

Por su parte, el personaje femenino, Fran (Shirley McLaine), cumple el perfil de mujer desdichada, utilizada, pero tan enamorada que es incapaz de cambiar su situación. Solamente con la aparición de Baxter podrá recuperar su vida y su amor.

La película no tiene más argumento que éste, pero es suficiente para que sea un interesantísimo filme que hay que ver y, por qué no, tener en dvd en casa.

No hay comentarios: