martes, 15 de julio de 2008

'Las hermanas Bolena', Justin Chadwick

María (Scarlett Johansson) y Ana Bolena (Natalie Portman) disfrutan de una vida de campo hasta que el tío de ellas decide que Ana seduzca al rey Enrique VIII (Eric Bana) de Inglaterra. El rey ve cómo su esposa no le da un heredero al trono, lo que puede llevarle a buscar una joven amante. Precisamente por esa razón, el tío de María y Ana piensa que esta última puede ser la persona ideal para calentar el lecho real y así conseguir ciertos privilegios.

Pero Enrique VIII pondrá sus ojos en María Bolena, recién casada. La ambición del padre y del tío de las jóvenes y la lucha entre las hermanas por ser la amante del rey pondrán en jaque a un monarca enamoradizo, capaz de romper con la Iglesia y con el pueblo de Inglaterra.

Siendo una trama tan entretenida como apasionante (nada más y nada menos que los amoríos de Enrique VIII), es una lástima que Justin Chadwin no haya sabido hacerlo mejor en esta película. Para empezar, no me convence la elección de las actrices. ¿Qué quería aportar realmente poniendo a Scarlett Johansson y a Natalie Portman como protagonistas? Parece demasiado obvio que en realidad quería ganarse a un porcentaje del público ya de entrada. Cuesta creerse sendos papeles, no porque Jihansson y Portman lo hagan mal -no es el caso-, sino porque no me acaban de encajar estas dos actrices como las hermanas Bolena, a menos que fuera un pretexto para suscitar el morbo del público masculino de ver cómo dos tías buenas se disputan al rey. Rey, que por cierto, no acaba de definir su personalidad. En un principio parece más el principe de Beckelar -un tipo dulzón, enamoradizo, bueno y tierno-, pero de repente se convierte en un Enrique VIII que no le tiembla el pulso para poner el cuello de sus esposas en manos del verdugo. Se pasa demasiado rápido de un extremo a otro.

Además, con Eric Bana ocurre lo mismo que con Johansson y Portman. ¿Por qué escoge a un rey apuesto, guapo, de esos que levantan el deseo de las jovencitas? ¿No era Enrique VIII un rey gordo y feo? Chadwick se acerca más a una obra de teatro de instituto americano que a un auténtico drama de época. Es lo que ocurre cuando se piensa más en en el público que en la película misma.

Y es una lástima, porque Las hermanas Bolena (2008) es una película entretenida. Pero insisto, no por mérito del director, sino porque el filme narra un turbulento episodio de la historia de la corona británica realmente apasionante. Por lo tanto, estamos ante un producto pasable lleno de torpezas de un mal director que se deja llevar demasiado por la sensualidad de las actrices para gustar a todos los públicos.

No hay comentarios: