lunes, 28 de julio de 2008

'La Llorona', Bernadine Santistevan

Cuenta una antigua leyenda mexicana que una mujer enamorada de un colinizador español, acabó ahogando a los tres hijos que tenía con él porque éste la rechazó para casarse con una española. Tras ahogarlos, ella se suicidó, pero su alma fue condenada a vagar y a llorar por las cercanías del río donde cometió el crimen.

Pero la Llorona -el nombre que recibe el fantasma- ha empezado a dominar a algunas mujeres neoyorkinas. Con sus extraños poderes sobrenaturales, provoca que éstas ahoguen también a sus hijos. El terror empieza a invadir las calles de Nueva York.

Permítanme una irreverencia: ¡aaaaaaaaarggg! ¡puajj! ¡grrr! ¡¡kjkjsdnun!! Vale, ya me he desahogado, me he liberado de la rabia contenida por haber perdido el tiempo viendo este descomunal bodrio. Ahora procedo a la reseña.

La llorona (2007) es un filme de terror donde no hay terror; es algo así como un thriller sin tensión argumental. Ya no solo que la película no dé ningún miedo, sino que todo en conjunto es un cúmulo de despropósitos. Una interpretación deplorable, una voz en off de risa, una trama de escándalo y una dirección de pena. Podríamos hablar de lo mal colocados que están los efectos de sonido, lo flojo que es el guión... Me pregunto cuántos espectadores son capaces de aguantar hasta el final de la película sin llegar a impacientarse.

Tiendo a mencionar lo bueno y lo malo de los filmes, pero es que en este caso, por mucho que me esfuerce, no veo nada positivo. Creo que es más difícil desaprovechar una leyenda tan interesante y aterradora como la de la Llorona, que sacarle partido. Una mente en sus cabales no puede echar por tierra un mito tan potente.

Si quieren aproximarse a la Llorona, no vean esta película, mejor escuchen la canción homónima versionada por Chavela Vargas. No da miedo, pero se te pone la piel de gallina. ¡Eso sí es arte!

No hay comentarios: