martes, 24 de junio de 2008

'Relative Strangers', Greg Glienna

Richard Clayton (Ron Livingston) es un hombre feliz: es hijo de una familia rica, está a punto de casarse y el libro que ha escrito está siendo un éxito de ventas. Pero días antes de contraer matrimonio con Ellen (Neve Campbell), sus padres le comunican que en realidad es adoptado. Richard hará todo lo posible por encontrar a sus padres biológicos antes de la boda, pero se arrepentirá cuando estos (Danny DeVito y Kathy Bates) -un matrimonio escéntrico y ordinario-empiezan a ser un problema para su reputación.

La verdad es que poco se puede decir de este tipo de comedias creadas para un público concreto. La película está claramente pensada para aquellos que tienen ganas de pasar una hora y media riéndose ante la pantalla. No pretende ser una película buena, sino simplemente entretener y obtener una recaudación de taquilla decente. Por lo tanto, de nada sirve decir que Relative Strangers (2006) es una mala película. Digamos que, si cuando estuvo en cines recaudó lo suficiente, el objetivo de la película ya está cumplido. Por lo tanto, como producto habrá salido rentable, pero como película es muy floja.

No hay una sola escena de humor ingenioso. La historia va en la línea de otras películas tipo Los padres de él (2004), donde chocan personas de diferentes clases sociales. El humor es facilón y, exceptuando algún momento donde uno puede dejar escapar una leve sonrisa, la película no tiene demasiada gracia.

Películas de este tipo se han hecho a patadas y se seguirán haciendo. Aparecen en cines, recaudan; van al videoclub, recaudan; y luego pasan al olvido de una forma tan discreta como han sido proyectadas en las salas de cine. Yo ya la estoy olvidando...

No hay comentarios: