martes, 10 de junio de 2008

'Monstruoso', Matt Reeves

Si algo demuestra esta película es la incapacidad del guionista (Drew Goddard) y del director (Matt Reeves) para hacer una película que sea algo más que 65 minutos de terror light. Después de unos primeros minutos de insoportable sopor en los que un grupo de jóvenes está de fiesta mientras hablan de banalidades, un monstruo empieza a destruir Manhattan. Como no podía ser de otro modo, la cabeza de la estatua de la Libertad es lo primero que rueda (qué original). Como si fuera un castillo de naipes, los edificios van cayendo ante la mirada aterrada de los ciudadanos.

El monstruo, que debe ser algún sobrino de Godzilla, expulsa unos extraños arácnidos que van matando a las personas. Aunque parece imposible salvarse de las garras de estos bichos, los protagonistas, como no podría ser de otro modo, sí tienen la capacidad suficiente de no sucumbir ante estos seres.

Viendo Monstruoso (2008) he tenido la sensación de que al guionista se le ocurrió la idea de escribir un guión sobre una criatura sobrenatural que destruye Manhattan y al director le pareció genial rodar la película. Pero más allá de la idea del monstruo destructor, seguro que no tenían nada más. Por esa razón, a parte de la destrucción, la película no tiene absolutamente nada. Uno no puede profundizar en los personajes, el inicio es aburridísimo y el final muy flojo. No es de extrañar que la película dure solamente 65 minutos, ¿acaso el director no sabía qué más hacer o es que ya no le quedaban edificios emblemáticos para que su criatura los echara abajo?

Monstruoso es una película poco original, poco atractiva, mal planteada, mal desarollada y mal acabada. En definitiva, insoportable.

No hay comentarios: