domingo, 22 de junio de 2008

'La guerra de Charlie Wilson', Mike Nichols

Charlie Wilson (Tom Hanks) es un congresista estadounidense que decide centrar sus esfuerzos en acabar con la invasión soviética -comunista- de Afganistán, en plena Guerra Fría. Para ello, cuenta con la ayuda del agente de la CIA Gust Avrakotos (Philip Seymour Hoffman) y la de la quinta mujer más rica de Texas, Joanne Herring (Julia Roberts), una mujer de carácter fuerte que odia a los comunista. Es precisamente Joanne Herring la que convence al congresista Wilson de la necesidad de acabar con la invasión soviética en Afganistán. Wilson hará todo lo posible para conseguir fondos y armas para que los muyahidines afganos hagan retroceder a los rusos.

La guerra de Charlie Wilson (2007) es una película sencillamente brillante. No hay absolutamente nada que desentone en el filme. Por un lado el guión de Aaron Sorkin, adaptación del libro de George Crile, es sensacional. La carga ideológica de la película no tiene desperdicio: los mismos americanos que durante la Guerra Fría dieron armas a los muyahidines afganos para luchar contra los soviéticos, acabarán luego invadiendo Afganistán para derribar a los radicales. Ya lo dice Charlie Wilson en un momento de la película, cuando menciona que Estados Unidos entra en muchas guerras -algunas de ellas encubiertas-, para luego marcharse y dejar al país en situación de caos. Lo que ocurrió hace unos años en Afganistán -bajo gobierno de Bush-, es, en gran parte, consecuencia de la actuación americana en Afganistán durante la Guerra Fría.

El reparto es impagable: Tom Hanks, Julia Roberts y Philip Seymour Hoffman. Es difícil decir cuál de los tres lo hace mejor. La interpretación es realmente intachable. Seymour Hoffman estuvo nominado a Mejor Actor de Reparto en los Oscar, pero el premio se lo llevó Javier Bardem por No es país para viejos.

La guerra de Charlie Wilson es una de esas películas que realmente vale la pena ver; no solamente por el puro entretenimiento, sino por la reflexión con la que se queda el espectador una vez ha acabado la película. Sin lugar a dudas, una película sobresaliente.

No hay comentarios: