viernes, 6 de junio de 2008

'Juno', Jason Reitman

El último Oscar al mejor guión original se lo llevó la ex stripper Diablo Cody por Juno, la que se calificaba como película revelación de la temporada. Juno (Ellen Page) es una adolescente que se queda embarazada de un chico patilargo y más bien patoso. La joven se enfrentará con absoluta normalidad y entereza a este cambio en su vida. En lugar de abortar, decide tenerlo y buscar unos padres adoptivos que den la mejor educación a su pequeño o pequeña. La película refleja con ironía ese proceso de nueve meses de embarazo de una chica todavía en el instituto, que vive con un padre y una madrastra tan peculiares como ella.

Algunos críticos destacaban que Juno tenía características semejantes a Pequeña Miss Sunshine, quizá por ser una producción hecha para pasar desapercibida y que acaba golpeando fuerte en taquillas. Al igual que Pequeña Miss Sunshine, Juno es una película simpaticona y agradable de ver. Un guión que destaca más por su tono que por su originalidad. Cualquiera podría decir que reflejar a una joven adolescente embarazada es un tema sobado, precisamente por ello el trabajo de Diablo Cody es especialmente meritorio, por hacer de un asunto poco atractivo, un guión divertido y, sobre todo, entretenido. Algunos comentarios son tan ocurrentes, que incluso resultan desternillantes. Las actuaciones son, en general, muy correctas, aunque a mí me divierte más el papel de la madrastra (Allison Janey) que el de Ellen Page, que, bajo mi parecer, destacó más en Hard Candy. En cualquier caso, esta película, dirigida por Jason Reitman, merece la pena ser vista, aunque sólo sea por ver cómo se las ingenia Diablo Cody para que sonriamos con un tema tan trillado como el de un embarazo adolescente.

No hay comentarios: