sábado, 7 de junio de 2008

'Frágiles', Jaume Balagueró

Jaume Balagueró es un director que sabe cómo hacer cine de terror. Al menos eso es lo que yo creo después de haber visto sus dos últimas películas para la gran pantalla: Rec y Frágiles. El caso concreto de esta última, a pesar de que el espectador tenga la sensación de que el argumento ya le suene de otras películas de terror, Balagueró consigue darle su toque personal y crear una película de las que dan miedo de verdad.

Una nueva enfermera de noche llega al hospital -viejo y apartado- donde una decena de niños viven internados recuperándose de diversas dolencias. La última persona que ocupó este cargo huyó aterrorizada por lo que ocurría en el hospital. Los niños aseguraban ver a la "niña mecánica", Charlotte. Como en otras películas de internados, sanatorios u hospitales, el guión de Frágiles gira en torno a un niño muerto en el pasado en extrañas circunstancias y cuyo espíritu parece no estar en paz. En este caso, Charlotte.

El guión dará un giro inesperado a medida que avanza la narración y es ahí donde Balagueró le da el carácter propio a la película. A pesar de que hay algunos tópicos -sobre todo en cuanto a los personajes- que se podrían haber limado (la reticencia del equipo médico a creer los fenómenos paranormales, la incorporación de una enfermera con un pasado marcado por la tragedia o un hospital para niños viejo y apartado de todo como espacio), Frágiles resulta ser una película recomendable de ver. Una muestra de que en España también se sabe hacer cine de terror.

Después de Rec y Frágiles, espero ansioso el estreno de La dama número trece, la última película de este hábil director y guionista español.

No hay comentarios: