martes, 24 de junio de 2008

'En el valle de Elah', Paul Haggis

Para entender esta película, debo ir paso a paso. Para empezar, quiero preguntarme qué quería transmitir el director. Parece claro que Paul Haggis pretendía mostrar un lado desconocido de cualquier guerra; tomando como referencia la de Irak, el director nos invita a comprobar cómo hasta el soldado más bonachón pierde la humanidad y disfruta con el dolor ajeno. Algo así como una reinterpretación de que en la guerra no hay vencedores porque todos, de alguna manera, salen derrotados tras la batalla.

Hank Deerfield (Tomy Lee Jones) está cansado de no tener noticias de su hijo -soldado enviado a Irak-, así que decide ir a buscarlo. No duda en llevar a cabo una investigación paralela a la polícía, a pesar de que conlabora con ellos para saber el paradero de su hijo. La película relata el encuentro de Hank Deerfield con la verdadera realidad de los soldados americanos en Irak.

Aunque la película tiene un inicio prometedor, con un reparto de lujo -Tommy Lee Jones y Susan Sarandon-, el director se pierde a medida que avanza la narración. En primer lugar porque el tema daba para hacer una película más potente y Haggis -como director y guinosta- no ha sabido darle el ritmo adecuado ni centrarse en lo verdaderamente importante. Después de más de una hora siguiendo la pista del soldado, haciéndonos creer que la guerra ha sido más fuerte que él, resulta que el desenlace es tan ridículo que destroza el alma de la película. Si Haggis quería explicar lo que puede cambiar una persona en una guerra, ¿por qué no centrarse en eso y no cambiar a otros derroteros que nada tienen que ver? Porque por mucho que lo insinúe Haggis, el desenlace poco tiene que ver con el planteamiento.

Tampoco entiendo la analogía entre la historia de David y Goliat con el argumento de la película. Hank Deerfield explica al hijo de la policía que investiga el caso que la lucha entre el israelí y el filisteo se produjo en el valle de Elah. Así que no se les ocurre otra cosa que titular a la película En el valle de Elah, insinuando la lucha de alguien débil contra algo más grande y poderoso. ¡Toma ya!

Mi conclusión es que la idea era tan buena, que se le fue de las manos al director y no supo crear la película que podía haber hecho. Haggis se pierde por vericuetos y un simbolismo innecesario, que lo hacen tropezar en el desarrollo para caer en el desenlace. Afortunadamente, la genial interpretación de Tommy Lee Jones salva al filme del desastre total.

No hay comentarios: