martes, 1 de julio de 2008

'El club de los suicidas', Roberto Santiago

Un grupo de personas, entre los que se encuentra Antonio (Fernando Tejero), Ana (Lucía Jiménez), Manuel (Luis Callejo) y Javi (Juanma Cifuentes), acude a terapia para tratar su tendencia suicida. Todos quieren morir, pero ninguno se atreve a dar el paso. Ana lleva a terapia un libro de R.L. Stevenson titulado El club de los suicidas. Se trata de un club formado por varios suicidas que, ante la imposibilidad de acabar con sus vidas, deciden jugársela a las cartas, de forma que en cada partida haya un asesino y una víctima: uno debe acabar con el otro.

Tomando el argumento del libro como ejemplo, el grupo decide dejar la terapia y jugar a matarse entre ellos. Cada martes una persona matará a otra. Pero algunos descubrirán lo difícil que es acabar también con una vida ajena, así como habrá otros que se darán cuenta de que en el fondo no desean morir.

El club de los suicidas (2007) se presenta como una comedia pero con claros tintes de drama. En realidad son pocos los momentos en que el espectador se ríe con la película, pero no podemos negar la esencia cómica del filme. Quizá sea debido al reparto, cuya pieza fuerte es Fernando Tejero, un actor de comedias. La cuestión es que el director, Roberto Santiago, juega a desdramatizar y a ironizar con la muerte con un guión que, si bien no anima a la carcajada, tampoco aburre en absoluto.


La película es entretenida, con una interpretación de Fernando Tejero bastante buena. El director ha sabido moverse bastante bien por los dos géneros -drama y comedia- gracias a un guión que no busca la lágrima del espectador, sino la sonrisa y el buen humor. Las ganas de vivir se imponen sobre la tragedia. El entretenimiento está asegurado.

No hay comentarios: